jueves, 27 de mayo de 2010

Como los pedos


“Los niños son como los pedos, solo te gustan los tuyos”. Es lo que dijo mi marido cuando me quedé embarazada de mi primera hija y le preguntaron que cómo creía que lo iba a llevar. Está claro que la máxima se ha cumplido, se desvive con sus hijos y a los demás ni los mira.
Yo, sin embargo, siempre he sido muy niñera, cuando había un crío cerca, ahí que estaba yo la primera haciéndole monerías. Incluso trabajé como voluntaria en un par de guarderías. Total, que cuando mi marido usaba su máxima yo le decía, “pero que dices si los niños son una monada, a mi me encantan todos”.
Pues bien, quien me ha visto y quien me ve. Hoy en día mis hijos ocupan toda mi energía y paciencia en cuanto a tolerancia a la infancia se refiere, así que ni me hables de otros monstruitos porque no me hacen gracia. Si quedo con amigos que tienen hijos, mi objetivo es pasar la tarde hablando con seres humanos que pueden articular más de dos palabras seguidas sin inventarse cuatro entre medias. Y si los padres de dichos niños insisten en que su hijo haga un despliegue de gracietas para que me derrita y les diga lo mono que es, lo llevan crudo, porque ya lo he visto todo, lo veo todos los días y no necesito morir de sobredosis gracias!
Si me voy a cenar o a comer con mis amigas a un restaurante para hablar de nuestras cosas y se nos sienta al lado la familia feliz con un enano y este insiste en amargarnos la comida con sus constantes llantos, ya no pienso “pobrecito, pero si es una monada”, ahora pienso “joerrr que se calle ya el niño de los cojones que necesito descanso mental!”
Con esto no pretendo ser cruel, está claro que igual que yo voy a comer fuera con mis hijos y los demás pensarán eso de nosotros, tengo que aguantar a los demás, pero no-me-da-la-gana! Cuando salgo a descansar necesito eso mismo, descansar, paz mental y desconexión de niños, para llegar a casa y cogerlo todo con muchas ganas y energía renovada.
Ahora digo yo: “Los niños son como los pedos, solo te gustan los tuyos”.

20 comentarios:

  1. jajajjaa...totalmente identificada me siento!!
    Me gustan únicamente mis hijos y mis sobrinas, y me gustará mi único sobrino que viene en camino....pero los de los demás...hummm...no gracias!!

    ResponderEliminar
  2. jajaja supongo que debe se rlo típico cuanto te pasas el día al cuidado de los tuyos..! imainate las profesoras de guardería con hijos!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Si te molesta el hijo del projimo cuando estas en un restaurate me imagino que los tuyos se portaran bien y no molestaran a nadie.
    Yo adoro a mis hijos y tolero a los ajenos (siempre que sean educados).
    No me gustan los pedos, ni los mios.

    ResponderEliminar
  4. Danygirl: Si esque uno se satura, normal, todo mi cariño y risas y paciencia va dedicado mis hijos así que ya no me queda nada para los demás!

    Mariselda: Lo de las profes de guardería, digno de admiración sobre todo las que tienen hijos, ¿Cuando descansará?

    Eltauromquico: Bienvenido. Pues claro que los míos molestan son crios, por eso digo que mi actitud puede ser reprochable, pero me da igual, una necesita descansar de vez en cuando. Tolero a los niños ajenos, sí, siempre y cuando no den mucho el coñazo.
    Mmmm venga hombre seguro que tus pedos los aguantas mejor que los de los demás reconocelo.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja¡¡ totalmente de acuerdo¡¡

    ResponderEliminar
  6. jaja! me ha gustado la frase, muy gráfica. Yo con el mío no iba a comer fuera, direcatmente, y eso que era bueno, pero cuando salgo lo que quiero es tranquilidad.

    ResponderEliminar
  7. Estoy contigo. Yo siempre he estado loca por tener niños, pero los ajenos no me apasionan. Y, efectivamente, estoy cansada, bastante tengo con "aguantar" a mi bebé para ir a un sitio y tener que estar soportando también a los de los demás (algo muy común, por cierto).

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajaja! Que buena la máxima de tu marido (bueeeno, y ahora tuya también! :P).

    A mi, de momento, como aún no tengo propios, me encantan los de los demás...Cuando tenga los míos, ya se verá! Jajajajaja!

    Besicos!

    ResponderEliminar
  9. Pues yo nunca he sido muy niñera y cuando voy por ahi también me molestan los niños de los demás si estan dando el coñazo, aunque procuro ser empática por cuando molesta el mio.

    ResponderEliminar
  10. Mararía:Bienvenida! Si esque es lo que tiene ser madre!

    Su: Nosotros también intentamos reducir al máximo las comidas fuera con niños pero oye si vamos a pasar el dia fuera a la sierra pues es lo que toca, normalmente se portan muy bien pero algún día hemos pasao un poco de vergüenza.

    Mama contra corriente: De acuerdo contigo.

    Martha: Ya verás ya! Jajajaja

    Treintañera: Lo racional es ser así, empática ya que oye, teniendo hijos los nuestros también molestan de vez en cuando, pero yo normalmente si salgo y dejo a mis hijos y me toca al llorón al lado no puedo soportarlo, lo se es egosita tener toleraccia cero con los demás e infinita con lo de uno mismo pero que le vamos a hacer, me sale de dentro!

    ResponderEliminar
  11. ay! no me digas eso!! que disgusto! yo reconozco que me gustan toditos, pero aguantar llantos solo de los de cas averdad???
    hay paises en los que en algunos restaurantes están prohibidos los niños, jajaja!!
    unbesote

    ResponderEliminar
  12. jajajajaja que buena la entrada. A mi es que me encantan los niños, muy muy malos y pesados tienen que ser para que huya de ellos. Igual tiene que ver en esto mio, los casi 6 años que me he pasado trabajando con niños.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. NO puedo estar más de acuerdo contigo.

    Y si encima trabajas con 24 todas las mañanas, ya no quieres ver a un niño ni en pintura en 25 kilómetros a la redonda de donde tu estés sentada.

    Y me encantan, sí, mucho....peeeeeeeero...

    Un beso y buen finde!

    Que me quedo en tu blog, eh???

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaa, muy buena la entrada!! Y la frase es genial... A mí, en general, me ponen nerviosa todos los críos, (cuando lloran y se ponen insoportables) pero claro, es que yo aún no he tenido ninguno. Seguro que después, se me cae la baba... Pero con el MÍO. Los de los demás, que los aguanten los demás, no??

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Uyssss a mi es que no me gustan, ademas que no tengo, y precisamente por eso, porque no soy niñera, ni me entiendo con ellos, me ponen nerviosa los gritos, es una responsabilidad ufffff q no que no :P

    Eso si, por mis sobrinos MA-TO, cual Belén Esteban :P

    ResponderEliminar
  16. Por eso yo intento no "castigar" a los demás con mi peque. O quedo con otras mamis con peques, o se lo dejo a mi marido. Eso sí, en el bar, soy bastante tolerante. Pero no soy yo muy niñera (ni mi marido, que le gustan más las niñas y a partir de 18, un caradura, vamos :)

    ResponderEliminar
  17. Vaya, `pues a mí no me ha pasado. Era niñera antes y lo sigo siendo, todos me hacen gracia. Me pasa como con los perros, el hecho de tener uno no hizo que dejara de acariciar y sobar a todos los que encuentro por la calle!

    ResponderEliminar
  18. Te comprendo perfecatamente, yo no soporto salir a comer o cenar habiéndome gastado la pasta en canguro o habiendo pringado a los abuelos, y que en el local haya niños. O aun peor, que alguna amiga aparezca con el suyo, porque no ha podido dejarlo con nadie. Entonces pienso: Si lo sé no vengo!!!

    ResponderEliminar
  19. Ufffffff yo no aguanto a los padres que cuando van con su hijo empiezan con el repertorio de monadas que sabe hacer el niño. Porque una monada, vale, dos vale, pero veinte... cansa!!!.
    A veces pienso en qué pensarán los niños cuando los padres empiezan a pedirle que hagan sus monadas, y los niños.. distraidos... y los padres erre que erre insistiendo.... pobres crios.


    Besosssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  20. hay por fiiin como desahogarmeeee, siii soy madre también, pero no sé porque no tolero a un par de niños que son mis sobrinos políticos, a veces me siento la más malvada de los cuentos de hadas jejeje, no sé si es la sangre de ellos como dicen a veces "sangre pesada" porque lo curioso que con ellos solo siento estooo,son bien llorones, comelones y la niña es muy metiche, y latosita se la lleva pidiendo cada cosa, lo peor es que como vivo con mi suegra, mi cuñada se los deja a cuidar cuando sale, y cuando tabaja ni se diga quiza por eso me harte de ellos, porque los aguante mucho tiempo con el cuento de que mi suegra los cuidaba,, pues siiii!!! pero a mi tambien me toca el paqueteeee!!!, hay que estreesss!!

    ResponderEliminar