domingo, 12 de diciembre de 2010

No me busques que no me vas a encontrar… lecheeeee!!


Fijación es lo que tiene mi querida hijita mayor con su pobre e inocente hermano pequeño. Llámalo celos, llámalo abuso de poder, llámalo petardismo. Se puede llamar como uno quiera. El caso es que mi hija ha decidido no descansar hasta machacar a su hermano o desquiciar a su madre, no se yo cual vendrá primero.
De un tiempo a esta parte mi hija, a la cual le sobra carácter y le falta docilidad, ha decidido que su misión en la vida va a ser joderle la existencia a su hermano que es un remanso de paz y bondad. Hacer llorar al pequeño se ha convertido en su mayor diversión, cuanto más llora el pobre enano más entretenido es el juego. Por Dios que P-E-S-A-D-A!!!
El enano tiene una seria adicción al “nono” (trapito con el que duerme). Ya no solo pernocta con él sino que lo arrastra por la vida como si fuera una extensión de su propio cuerpo, se parece a Linus Van Pelt de los dibujos de Snoopy. El juego de mi hija consiste en quitarle a su hermano el “nono” y ponerlo en lugares donde él no puede acceder, aunque siempre lo mantiene a la vista para hacerle de rabiar todavía más. El pobre enanito se coge unos berrinches que pa que, se echa las manos a la cara y llora desconsolado hasta que mama entra en acción. Esto es solo un ejemplo porque también está la diversión de quitarle al pobre todos los juguetes que pasan por sus manos, pegarle un poco, subirse a caballito encima de él y otras torturas incansables que ya no se como parar. Os diré que tengo ganas de que un día saque el genio y le meta un sopapo a la hermana que la deje bizca, a ver si aprende a respetarle un poco, hombre ya!!!!
Ayer tuve la suerte de asistir a un encuentro en Baby Deli (gran lugar para ir con niños) que organizó Mamá (contra) Corriente junto con la revista Mia y al que fue Super Nanny para participar en un entretenido coloquio. La verdad es que estuvo genial, me encantó poder conocer a las mamás y papá blogueros que acudieron, fue toda una experiencia que me encantaría repetir. El tema es que expuse mi caso y Super Nanny me aconsejó, entre otras cosas, que no interviniera tanto en las disputas entre hermanos porque solo refuerzo la necesidad de mi hija de llamar la atención a través de la agresión constante a su hermano. Creo que tiene razón, sobre todo porque mi hijo se está acostumbrando a que sea su madre la que le saque de todos los apuros y no hace ni el amago de defenderse solito. Además, creo que mi hija se ha metido en ese papel y ya cree que es el que le toca desempeñar.
Llego a casa y trato de poner en práctica los consejos, pero me encuentro con que no es nada fácil, porque a ver quien es el valiente que deja a su hijo llorando desconsolado mientras la hermana abusa de su poder. Yo lo intento, le trato de ignorar a ver si el enano saca el genio, pero no hay manera, y al final me pongo nerviosa y saco al niño del atolladero, eso si, sin regañar a la hermana a ver si se da cuenta de que haciendo eso no va a llamar más mi atención. Pero y ¿cómo consigo que el pequeño se aprenda a defender? ¿Se defenderá en la guardería el año que viene cuando le toque ir? La verdad es que el que me tiene preocupada es él, es un niño muy bueno y me da miedo que sufra. ¿Algún consejo para sacar el genio que lleva dentro?

16 comentarios:

  1. Ains que los celos son mu malos, nena!

    NO sé que decirte, al mío le pasa algo parecido pero con los primos que le sacan casi un año..., yo siempre prefiero estar atenta por si tengo salir al quite.
    Pero claro como los primos no son mis hijos tam,poco puedo actuar igual y tengo que andar con mil cuidados en lo que digo y lo que hago.

    Paciencia!

    ResponderEliminar
  2. Qué ilusión haberte conocido, eso lo primero! jaja

    Tu problema es complicado... Si fuera mi hijo ya le habría metido dos leches, no veas cómo se las gasta, el otro día le quitó un juguete a una niña varios años mayor que él y se quedó tan pancho, no veas que habilidad tiene el tío! jaja

    Efectivamente, intervenir mucho puede ser malo. Pero no intervenir creo que también es problemático, más que nada porque el peque te necesita... no sé qué decirte, creo que te aconsejarán mucho mejor mamás que tengan varios niños y hayan pasado por lo mismo.

    En cuanto al año que viene en la guarde, intenta no anticipar películas porque nunca se sabe... Al final los niños se adaptan muy bien a todo, saben diferenciar un sitio de otro. Quizá se deja hacer de todo porque se lo hace su hermana, es una opción...

    Mi madre siempre cuenta que yo en la guarde estaba más bien retraída y muchos días salía con mordiscos y arañazos, sobre todo en un niño en concreto. Niño que después fue mi súper amigo hasta los 17 años. Y no será que no tengo yo mala leche ahora! jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Según dicen, si durante 21 días realizas la misma acción ( y a la misma hora) se convierte en habito y ya sale automáticamente...a lo mejor si durante 21 días intentas actuar como Super Nanny te indica ...se te soluciona el problema.
    Suerte!!!.

    ResponderEliminar
  4. Hija nadie diría la fijación de tu hija con tu pequeño con esa carita de ángel que tiene. Me lo pasé muy bien y disfruté poniéndos cara a todas. Espero que lo repitamos pronto.

    Respecto a los celos a mi me da pavor, quizá porque sufrí eso que hace tu hija con mi hermano y fue una persecución que llegó hasta los 16-17 años. Así que espero que puedas controlarlo lo antes posible, porque para el pequeño es horrible, pero también para el mayor.

    De lo que estoy segura es de que aprenderá a defenderse, lo único que hay que intentar es darle un mayor papel a tu hija para que se olvide del de fijación por su hermano. Los celos es lo que tiene, es muy difícil controlarlos. SUERTE!!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa! Fue un placer conoceros a tí y a tu "angelita petarda"!!! Es una preciosidad!
    Sobre lo de tu niño, por experiencia te cuento: tengo unos sobrinos que se llevan 15 meses. La mayor no veas cómo le arreaba al pequeño, cuando el sábado contaste tu caso me acordé muchísimo de ellos. La táctica de mi cuñada era obligar a su hija a pedir perdón y "recompensar" al pequeño después de un mal rato provocado por la mayor con alguna atención especial. La cosa parecía no funcionar demasiado peeeeeeero cuando el nene tenía un año y medio, un día la mayor le hizo una de las suyas, y cuando la obligaron a ir a pedirle perdón mientras el hermano berreaba, al acercarse el niño le pegó una torta a la niña que aún nos estamos riendo. Aprendió a defenderse de la noche a la mañana. En el fondo todos nos alegramos muchos de la respuesta del niño, aunque claro, tuvimos que aguantarnos la risa y regañarle, y darle a la hermanita (que todavía lloraba no se sabe muy bien si por el dolor o por la sorpresa de que el hermano respondiese) los mimitos que le correspondían.
    Ahora tienen 5 años y pico y 4, y en general se llevan bastante bien.
    Ánimo!

    ResponderEliminar
  6. Pues no se que decirte, porque claro lo que dice super nany es muy bonito pero luego dejar al pobre peque llorando encima de que él no ha hecho nada es muy difícil, quizá si te pones a jugar con el peque para que se olvide del nono y no haces caso a la mayor ésta se da cuenta de que así no llama tu atención sino todo lo contrario.
    Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  7. Las mías pequeñas hacen igual y la grande a las pequeñas también pero las dejo y acaban dandose besos, supongo que les pasará, todos hemos pasado por eso con nuestros hermanos, o yo por lo menos jajaja.Besos

    ResponderEliminar
  8. Cuando mi hija iba a la guardería, siempre venía con mordiscos y arañazos. Las profes decían que era demasiado buena, que se quedaba mirando en un rincón cuando le quitaban los juguetes y que había tenido que explicarle que debía defenderse de dos energúmenos, niño y niña, que le hacían la vida imposible; que si era muy tímida, bla, bla, bla. En fin, ahora tiene 10 años, la timidez brilla por su asombro, ha sido dos veces delegada de la clase y cuando se acerca "el pesao de Luis, que quiere pegarle un cachete" se le planta con un genio que pa qué!

    Es muy dificil poner límites y saber en qué momento debes intervenir. Yo confío en el instinto de supervivencia y que, en cuanto van creciendo espabilan y encuentran su lugar y la forma de ser respetados. Suerte con ellos. ¡Qué buena la quedado blogueril con supernanny y todo!
    besos

    ResponderEliminar
  9. Yo no se que decirte con lo de tu niño....pero tu tranquila que seguro que en la guarde aprenderá a defenderse.
    Con lo del encuentro, ya lo he dicho en todos los blogs...me dais mucha envidia!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola, bello blog, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buen lunes, besos.

    ResponderEliminar
  11. Es una relacion bastante normal entre hermanos pequeños.Pasara como todo
    Besos

    ResponderEliminar
  12. A mi también me da miedo que mi hijo no se sepa defender. No lo he visto en acción en la guardería, pero en dos ocasiones lo he visto amilanado por dos niñas, la primera una vecina que tiene la jodía más cara que espalda con 2 años recién cumplidos, le da a mi hijo cien vueltas. Y la 2º fue ayer en la heladería que trabaja mi madre, había una niña que quería jugar con el bichito y él estaba acojonaito el pobre y eso que la niña no le hacía nada, solo quería jugar, a esto que lo dejo en el suelo, la niña que lo agarra y con tan mala suerte (ya había empezado a llorar) que se da un golpe en la cabeza (suave) con la mesa. Buaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhh. Lo que me chocó es ese "miedo" a lo desconocido y eso que va a la guarde y está acostumbrado a otros niños...

    ResponderEliminar
  13. Es que aconsejar en la distancia es muy fácil. Y para muchos profesionales es fácil decir eso de "déjale que llore", pues no oiga yo a mi niño no le dejo llorar, que encima luego es peor y me como yo todo el marrón, o no??

    Creo que yo hubiera hecho como tu, sacar al peque del marronazo, y no dar ni pizca de atención a la nena. Tu hija no solo buscará tu atención positiva, sino también la negativa. El caso es llamar tu atención porque ella siente que ha perdido el protagonismo.

    Mira, poniéndome en tu lugar, yo creo que haría lo siguiente (que igual ya lo haces y me paso de lista), intenta pasar tiempo con la nena a solas, las dos, sin bebé, y sin nadie, donde ella disfrute de ti sin interferencias. Anímala tu a compartir con su hermano juegos, primero contigo dándola a ella la importancia de hermana mayor, y luego entre ellos cuando la veas preparada. Cuando le zurre intenta explicarla que ella es mayor y debe enseñar al pequeño, no pegarle, que debe cuidarle porque ella es lo más!! la hermanísima!! Ella se debe sentir importante en su papel, ahora se siente menospreciada, siente que la han arrebatado su trono. Hazla ver que su trono sigue siendo suyo, solo que ahora hay un nuevo trono el del hermano, pero que a ella no la han quitado nada.
    Y del peque, te diré que los nenes se comportan de un modo diferente en casa y fuera de ella. Él sabrá hacerse su sitio en la guardería cuando le toque ir. Por desgracia en casa él ha asumido el papel de débil porque su hermana no le deja opción, pero en la guarde estará con niños de su edad y poco a poco asumirá un rol. Tranquila.
    Siento el tocho..... espero que te sirva algo de lo que cuento. Un beso y ah!! me encantó conocerte. Espero para la próxima poder hablar más contigo.

    ResponderEliminar
  14. Apunta al chiquillo a artes marciales. Pero con un Señor Miyagi bueno, no un Sensei malo, eh?
    :)


    Besos, niña!

    ResponderEliminar
  15. Hola! Soy otra Belén, nueva en esto pero me lo he pasado bomba fisgoneando en vuestros blogs... (no sé por qué no me deja cambiar el nombre!!)

    Soy mamá y licenciada en psicología (a decir verdad, no sé si esa combinación es buena o mala!!) y aunque no soy de la corriente de SuperNanny, tengo que decir que sus técnicas son efectivas. Creo que la combinación de esas técnicas con el cariño y la comprensión y esa maternidad que te mana a borbotones, pueden facilitarte mucho la existencia.

    Belén, estoy completamente de acuerdo contigo!! Debe ser que la sensatez te viene dada por el nombre, jejej

    En mi opinión, la pequeña claramente está representando un papel, "la malota", porque es el que da resultado a la hora de que mamá la mire... También creo que la técnica de "tiempo fuera" que te dio SuperNanny puede ser útil, pero, en mi opinión, con un matiz.

    No se trata de que les dejes que se maten entre ellos porque son "peleas de hermanos", pero puedes intervenir para solucionarlo sin darle demasiada importancia... "como quien no quiere la cosa". Creo que debes mostrar tu desacuerdo con el comportamiento de la niña, pero en estos casos "con una mirada basta". Y también pienso que el cambio de actividad es fundamental! Que hay un escándalo del quince?? "Cariño! puedes venir a ayudarme con esto?? Dale el nono a tu hermano y corre, que necesito tu ayuda para..."

    Tu hija necesita tus ojos, así que mírala. En mi opinión, si "sólo" ves su parte buena (en psico "comportamientos asertivos") y la refuerzas, ella irá olvidando que mamá "la mira" cuando hace cosas mal.

    Con refuerzo no me refiero a premios materiales, sino a "qué buena eres", "gracias a ti he podido...", "qué bien que te tengo a mi lado porque yo sola no podría cuidar a tu hermano", "menos mal que te tengo cerca para que me ayudes", "qué suerte tiene tu hermano por tener una hermana como tú", "podrías hacerme un favor que yo no puedo con tu hermano?".. todo lo que sea darle importancia y halagar su madurez y su buen hacer, le encantará.

    Por otra parte, también el pequeño se dará cuenta de que su nono no es tan importante. Actualmente lo que veo es que es la forma que él tiene para reclamar también tu atención... Hay un "bueno" y un "malo" en este juego y el pequeño siempre gana: su mamá le defiende y le devuelve su nono. Viendo que su hermana es recompensada por su buena conducta, él empezará a repetir todo lo que ella haga y te sorprenderá lo rápido que el nono deja de ser la fuente de la disputa. Eso sí, encontrarán cualquier otra!!!

    Por la guardería no te preocupes ahora... Ya tendrás tiempo más adelante! Pero también él superará esa lucha continua por la supervivencia que representan los centros educativos. También su hermana le enseñará a defenderse llegado el momento.

    Espero haber ayudado!! Un abrazo gordo

    ResponderEliminar
  16. A mi me resultó muy útil una lectura:

    Aprender a educar sin gritos, amenazas ni castigos" de Naomi Aldort. Ed. Medici.

    Es lo más sensato que he leido en mucho tiempo, mejora todo lo comentado.

    un abrazo!!

    ResponderEliminar